Imprimir
Categoría: Flamenco (Rincón del Cante)

El día 7 de junio de 2019 como final de temporada flamenca en nuestra Casa, nos visitó Pablo Coronilla Padilla.

Un cantaor muy joven con unos antecedentes flamencos donde los haya. Pablo, nace en Jerez de la Frontera en el año 1987 Esta persona, se ha dedicado a cantar prácticamente desde su niñez. Su abuelo era un cantaor gitano de la Calle Nueva, calle con tradición flamenca a más no poder. De ahí le viene la vena artística/flamenca.

Este artista ha obtenido premios importantes en varios festivales y concursos de flamenco. Por destacar, mencionaremos, un primer premio obtenido en la Ciudad Condal en el Concurso anual de flamenco para aficionados en la capital catalana, segundo premio en el concurso de El Saucejo (Sevilla). Primer premio en el concurso de saetas de Jerez de la Frontera. Semifinalista en dos años (2017 y 2018) en el concurso de Cante de las minas de la Unión. Tiene en su haber un segundo y tercer premios, obtenidos en este año en los concursos de Fuenlabrada y Tres Cantos de Madrid. Pasamos a comentar sin más su actuación.

Empezó cantando por solea que creo es uno de sus palos preferidos, Realizó las de Alcalá con mucho gusto y compás. Nos llamó la atención en positivo, la solearilla que unió nada más terminar la primera solea, sin dar tiempo al guitarrista a hacer falseta alguna. Muy original al tiempo que impresionante. Siguió por Cádiz y Utrera con un compás maravilloso y una voz potentísima. Los presentes en la sala respondieron, con enormes aplausos a su finalización.

Continuó con malagueñas. En primer lugar, hizo la de Chacón que llevó a su sitio de una forma maravillosa y continuó con la de La Peñaranda. Terminó por abandolaos, Rondeña y la Malagueña de Juan Breva. Gustó muchísimo al público y fue premiado con grandes aplausos.

En tercer lugar, hizo un cante, que rara vez se escucha en los auditorios flamencos. Me estoy refiriendo a la Petenera. Hizo los dos tipos de petenera que existen en el flamenco, la grande y la chica. Las dos las sacó adelante con la elegancia y el volumen de voz que le caracterizan.  Este tipo de cante gusta mucho al público, pero para el pueblo gitano, no es de recibo porque dicen que trae mal “Fario”. Como no había ningún gitanito en el auditorio y así lo advirtió el cantaor, se pudo hacer ese cante que fue colmado de aplausos por el respetable.

Cerró la primera parte con un cante por alegrías. Estuvo siempre presente el compás machacón que le caracteriza. Los estribillos fueron muy simpáticos ya que se trataba de un cantaor Gaditano con un conocimiento grande del material que se traía entre manos. Se fue al camerino con mucho público puesto de pie, con agradecimientos palmeros de un importante nivel.

Comenzó la segunda parte con un cante por granainas, finalizando con la media. Las letras hacían referencia a Frasquito Yerbabuena, cantaor granadino especialista y creador de fandangos abandonaos. En la ejecución de estos cantes, hay que hacer un derroche de poderío importante como así fue la exhibición de poder que demostró Pablo en todo momento. La gente estaba loca de contenta y preguntando que donde había salido este personaje.

En la segunda parte nos sorprendió con un cante por seguirillas. Sacó a la palestra las clásicas de (siempre por los rincones……), siguió con la tanda que hizo con gran maestría y terminó con una cabal de D. Antonio Mairena. Que hicieron las delicias del público. Los asistentes se ponían de pie aplaudiendo para agradecer la generosidad del cantaor.

En la tercera parte de la segunda, se fue por levante con, Minera, Cartagenera, y Taranta. En todos los casos fueron cantes muy originales. La taranta fue la de Linares que tiene unos rasgos claramente cartageneros. Salió a relucir el Rojo el Alpargatero y Escacena. Demostró un gran conocimiento de los cantes de levante, esto justifica su triunfo en la Unión. El público respondió con grandes aplausos como premio a su forma de cantar.

Cerró el recital con una tanda de fandangos naturales. Picoteó un poco por todos los fandangueros sin dejarse atrás a su paisano y gran fandanguero Jerezano Rafael Ramos Antúnez “El Gloria”. Dado el nivel de su actuación el público en general sobre todo el femenino, quería abrazarlo y saludarlo mientras se encaminaba al camerino entre fuertes aplausos.

Realmente fue una velada maravillosa en todos los sentidos. Tanto como cierre del Curso del Rincón del Cante que retomaremos en octubre, como velada correspondiente al primer viernes de junio. Según la opinión del público ha sido el mejor espectáculo flamenco de la temporada. Nos agradaría mucho contar con tu presencia para el siguiente ciclo. Así que Pablo, te esperamos con los brazos abiertos en la Casa de Córdoba.

Como siempre, nuestro Maestro y Guitarrista Oficial Juan Antonio Muñoz, acompañó los cantes con la sabiduría que le caracteriza. Yo destacaría de esa noche, los majestuosos toques que hizo por Seguirillas y por Levante. Da mucho gusto escuchar esos sones antiguos, salidos de las manos de mi maestro Juan Antonio.

Cerramos el espectáculo y la temporada de flamenco en la Casa de Córdoba, con una ronda de fandangos de Huelva en la que participamos el Propio Pablo, Antonio Soto (cantaor de Osuna) y yo mismo. El maestro Muñoz solo se dedicó a tocar, ya que estaba aquejado de un problema de garganta y no pudo demostrar su talento en los cantes de Alosno. El público salió encantado y predispuesto para la próxima temporada que comenzará en octubre.

Bueno amigos, hasta la vuelta de vacaciones. Abrazos flamencos.

  

Podéis disfrutar de algunos momentos de la actuación de Pablo Padilla a través de nuestro canal en Youtube - Suscribete......!!!