El pasado domingo 28 de octubre tuvo lugar la celebración del Día de San Rafael en la Casa de Córdoba en Madrid. A pesar de lo desapacible y gélido día, los socios y socias de la Casa acudieron a participar en los actos programados para dicha celebración.

Estos comenzaron con la celebración de la Sagrada Eucaristía a cargo del Reverendo Padre Don Hilario Rodríguez González y con la participación del coro de la Casa “Ecos de Córdoba” y del grupo de pulso y púa "Construzzia".

  

Una vez finalizada la Misa, en el mismo Salón Mezquita tuvo lugar la entrega de premios del III CERTAMEN DE NARRATIVA BREVE organizado por la Asociación “Casa de Córdoba en Madrid”. El Secretario Generla de la Casa de Córdoba Don Manuel Ángel Borrego Moreno  leyó el acta del Jurado del Concurso y nombró a su ganador, pues en esta ocasión ha sido Don Juan Carlos López Pérez quien, con la obra titulada “Alas de Piedra (o el Anhelo Frustrado)” conquistó el primer premio. Hizo entrega del mismo el Presidente de la Asociación Don Antonio Mora Hervías y el Vicepresidente de Cultura Don Carlos Mora Hervías, felicitando a la ganador. A su vez, Don Juan Carlos López Pérez agradeció el premio e hizo votos por la continuación de este concurso literario.

  Cerró el acto el presidente de la Casa Don Anotnio Mora Hervías...  

Posteriormente pasamos a celebrar la comida de hermandad, un total de 83 comensales, entre socios, socias familiares y amigos.

A la finalización de la comida tuvimos en el salón Mezquita, la actuación de Carmen de Córdoba. Esta señora, es paisana Cordobesa, de Nueva Carteya. Cantaora larga donde las haya. Interpreta la canción española con el mismo pellizco y sentimiento que cualquier palo del flamenco. Pasamos a comentar la actuación. 

    

La primera parte de su repertorio la dedicó en su totalidad a La Copla (también llamada Canción Española o Andaluza) , cantó temas tan clásicos como  Cinco farolas, Copla escrita por Ochaita Valerio y Solano  para Juana Reina, que después formó parte del repertorio de " LA MAS GRANDE ". Volvió a acordase de Rocío Jurado con el famoso tema " Sevilla " donde piropea y alaba a la gran ciudad Andaluza, Como reliquia importante de la copla, hizo el tema titulado Pastora Imperio, también de la misma cantante. De Isabel Pantoja interpretó el tema Caballo de Rejoneo que tanta fama y realce diera a la tonadillera. Finalizo la primera parte con otra Copla rancia donde las haya, se trata de Los Tientos del Reloj, canción escrita por Quintero, León y Quiroga en los años 30 para Estrellita Castro que después también incluyo en su repertorio la de Chipiona. 

 La segunda parte de la actuación estuvo formada por Cantes de Ida/Vuelta y algunos temas más, dentro de los palos del flamenco. Comenzó haciendo la Guajira Cubana con un gusto exquisito. Continuo con un tema por Seguirillas (Una Cantaora) de la película La Lola se va a los Puertos, que gusto mucho al público. Continuando con los cantes de importación, ejecutó una Vidalita que los asistentes supieron premiar con fuertes aplausos.

Surgió una petición del público que Carmen atendió con mucho gusto. Se trató de unos Fandangos Abandolaos. Saco a relucir a Lucena, el cante por verdiales y algún que otro jabegote haciendo alusión a su patria chica. La limpieza y el buen hacer de la Cantaora estuvo presente en todo momento.

Por fin llegaron las esperadas Colombianas que el público de la sala estaba deseando. Carmen se mueve con mucha soltura en este palo y además posee un gran repertorio. Prolongados aplausos con mucha fuerza, estuvieron presentes al finalizar.

Cambiando el aire de los cantes, interpretó unos tangos de Parrita, que hacen mención a los gitanitos del Rastro de Madrid. El respetable acompañó con palmas sordas y tarareando el estribillo, respondiendo a la invitación de Carmen, quedando clara la auténtica comunión con el público.

El espectáculo finalizó con unas Sevillanas de las Carlotas con las que consiguió la actuante, poner de pie a todos los ocupantes de la sala. De esta forma el público demostró, el respeto y gratitud que en todo momento sintieron por la artista. 

Carmen interpreta la Copla y los palos flamencos como si de pura poesía se tratara. La elegancia de sus faralaes rojos, prendidos en su cuerpo junto con su voz flamenca, inmersa por completo en la Copla, formaban una imagen majestuosa y una estampa épica de la mujer andaluza. Canta poniendo el corazón y el alma. Sus gestos y contoneos al compás de la música, consiguen el máximo esplendor a la hora de comunicar con el público. Muchas gracias Carmen, los socios de la Casa de Córdoba se han quedado con ganas de volverte a ver. Te esperamos con los brazos abiertos.

Los cantes fueron acompañados a la guitarra por un servidor de Ustedes. Como no quiero ni puedo ser juez y parte, me reservo la crítica de mi actuación. Entiendo que el público comprenderá mi postura. Mi único interés fue, que la velada para celebrar San Rafael resultara exitosa como creo que así fue.

Termino la crónica felicitando a los Rafaeles aunque sea a toro pasado y emplazando a los asistentes para el 2019.

Podeis disfrutar del albúm fotografico de este gran día a través del siguiente enlace