El Teatro de Cámara Góngora de la casa de Córdoba en Madrid, bajo la dirección de Isabel de la Peña y Rafael casas, puso en escena  la noche del 16 de octubre  las 21 horas, “Entremeses” de los hermanos Serafín y Joaquín Álvarez Quintero.

Con un público, entregado desde el primer momento, interpretaron “Ganas de reñir” donde Ángeles Saiz, en el papel de Martirio y Juan Ramón N. Asenjo, en el papel de Julián, hicieron las delicias del público con unos diálogos sencillos, críticos y divertidos sobre la vida de pareja de aquellos años, en los que la pluma costumbrista de los hermanos Álvarez Quintero sobresalió por la soltura de sus frases y lo punzante de sus comentarios.

A continuación y debutando en el Teatro de Cámara Góngora, Elena Bueno, en el papel de Rosita Rasco. Nos dejó impresionados por la interpretación efectista y académica de este personaje en el entremés “Charla popular por la ciudadana Rosita Rasco, costurera” en el que muchos de los párrafos de su magnífico monólogo se pueden suscribir en los días que vivimos. Nos emocionó y empatizó con un público entregado, que reconoció su gran trabajo.

Y como broche final, “Sangre Gorda” con Isabel de la Peña en el papel de Candelita y Rafael Casas, nuestro particular “Brujo”, en el papel de Santiago. Magistral, es poco para describir la soltura, los movimientos en escena, la dicción, la gracia, y la fluidez con la que estos grandes actores dieron vida a sus personajes, que dentro del costumbrismo de los hermanos Álvarez Quintero, nos trasladaron a la Andalucía decimonónica, aquella de nuestras raíces, costumbres y tradiciones.

Para terminar, gracias a todos los asistentes por su entrega y respaldo a los actos que nuestra Casa organiza, y gracias al Teatro de Cámara Góngora y a su elenco de actores, por hacernos pasar una velada tan cultural, agradable y divertida.