El pasado día 12 de febrero tuvo lugar en el Salón Mezquita de la Casa de Córdoba un importante acto poético a cargo del “Teatro de Cámara Góngora” de la Casa de Córdoba. Con dicho acto se rendía homenaje a la figura de Antonio Gala como escritor, como cordobés ejemplar y como amigo de la Casa en particular.

La obra “Testamento Andaluz” fue el vehículo literario con el que el magnífico elenco artístico que presentó el “Teatro de Cámara Góngora” rindió este justo acto de distinción que la Casa  de Córdoba quiso presentar a Antonio Gala. El insigne andaluz excusó personalmente, a través de llamada telefónica a la Casa de Córdoba su no asistencia por motivos de salud, pero, en esa misma llamada, manifestaba su emocionado agradecimiento por dicho homenaje.

El acto, que contó con la presencia de la actriz María José Alfonso, de Julia María Butrón, directora mucho tiempo del “Teatro de Cámara Góngora” y de Juan Abad, directivo de la Casa y miembro también del nombrado grupo teatral,  comenzó con la proyección de fotografías del propio Antonio Gala, en la Casa y en otros lugares, con miembros del “Teatro de Cámara Góngora” y rodeado de Actores y Actrices que formaban parte del Jurado de los Premios de Teatro que otorgaba la Casa de Córdoba en la décadas de los ochenta y noventa y que presidía el propio Antonio Gala.

A continuación, el Presidente de la Casa de Córdoba, Antonio Mora, presentó el acto glosando la figura de Antonio Gala como literato de renombre universal, como aliado total de la Casa y, por supuesto como excepcional persona, y manifestando sentirse seguro del éxito que acompañaría a este acto pues de todos es sabida la magistral forma de hacer del “Teatro de Cámara Góngora”. Antonio Mora presentó, del mismo modo, el elenco de artistas que forman parte del Grupo de Teatro de la Casa, y  al que fueron invitados a participar el Secretario de la Casa y Carmen Aguilar García, socia de la Casa y que ya en otras ocasiones ha participado con el Grupo de Teatro.

La obra “Testamento Andaluz” mezcla de manera simpar la poesía de Antonio Gala, en número de veinticuatro, la pintura de Manuel Rivera y la música de Manolo Sanlúcar. Por eso, para esta ocasión, la representación escénica de esta obra exigía la participación de Lucas Ramírez Cobo en el apartado de aportaciones técnicas, sumando imágenes y sonido que completaban la ejemplar declamación de todos los participantes.

La representación tuvo la importantísima y  la original aportación del baile de Celia Olalla, la cual hasta en seis ocasiones manifestó en el escenario sus excelentes dotes para la danza clásica española y para el baile flamenco.

Con cerrada salva de aplausos reconoció el público asistente tanto el acierto por la ejecución de este merecidísimo homenaje a Antonio Gala como la inmejorable forma de llevarlo a cabo por todos los participantes, fantásticamente dirigidos por Isabel de la Peña. Una vez finalizada la representación teatral, y durante su mensaje con el que cerraba el acto del homenaje, el Presidente Antonio Mora invitó a los asistentes a subir a la Sala de Exposiciones en la que podría admirarse cada uno de los elementos poéticos recitados en reproducciones que abrazaban los textos manuscritos por el propio Antonio Gala en las composiciones pictóricas de Manuel Rivera.

Posteriormente, y ya de nuevo en el Salón Mezquita,  fue servido un vino español en el que pudo departirse con los actores y actrices que habían participado en este singular, emotivo y acertadísimo acto.

Os podéis seguir deleitando con el amplio reportaje fotográfico gracias a nuestro amigo y socio Jorge Oreste García, haz click aquí

Para ver y disfrutar del reportaje, tambien de Jorge Orestes García, de nuestra gran bailaora y amiga Celia Olalla haz click aquí